Melahide Castle

Los mejores castillos y abadías que ver en Irlanda en coche

La ventaja de viajar en coche es la flexibilidad que te aporta a la hora de visitar sitios. Nosotros cada vez que veíamos la señal de “Castillo” nos desviábamos sin pensarlo dos veces. Todos los Los mejores castillos y abadías que ver en Irlanda en coche son maravillosos, palabra. Aquí tenéis tres ejemplos:

Kylemore Abbey, el más bello de los Castillos de Irlanda del Norte

  • Horario: Noviembre a Marzo de 10.00 a 16.30; Abril a Junio de 09:00 a 18:00; Julio y Agosto de 09:00 a 19:00; Septiembre a Octubre: 09:30 – 17:30. Estos son los horarios a la zona general en la que se encuentra la abadía, tened en cuenta que cada uno de los edificios y recintos que la componen tienen sus propios horarios de apertura.
  • Precio: Adultos 13€, mayores de 65 años 10€, estudiantes 9€ y niños menores de 10 años gratis. También hay tarifas para familias y grupos. Si compráis las entradas por internet tendréis un 10% de descuento.

La Abadía de Kylemore es la abadía por excelencia en Irlanda, se encuentra en el Condado de Galway y en una de las regiones más bonitas de toda Irlanda, Connemara. Esta abadía fue construida a finales del siglo XIX por Mitchell Henry, un conocido doctor y político irlandés representante de Galway en la Cámara de los Comunes. La razón que llevó a Mitchell a levantar este precioso edificio fue el flechazo que sintió su esposa por la región durante su luna de miel. Sin embargo, los Henry solo fueron los primeros de una larga lista de propietarios. ¡Incluso uno de sus dueños la perdió en una apuesta de pocker!

Kylemore Abbey. Castillos que ver en Irlanda del Norte
Kylemore Abbey

Desde 1920 las monjas benedictinas hicieron de Kylemore un internado de mujeres que estuvo abierto hasta 2009. Un dato curioso es que dos princesas de la India estudiaron en este colegio durante los años 30. No eran las únicas extranjeras, pues el colegio tenía gran reputación internacional y muchos padres mandaban a sus hijas a este colegio a aprender inglés.

Si vais en coche, estoy segura de que en el camino os parareis varias veces para observar el paisaje y saludar a las miles de ovejas que deambulan por las carreteras de la zona. Por eso, y por las grandes dimensiones del convento, os aconsejo dedicarle por lo menos medio día a la visita. Los principales atractivos de Kylemore Abbey son: el convento, la iglesia gótica, la iglesia benedictina, el mausoleo y el jardín amurallado victoriano. También se pueden contratar dos excursiones para subir con guía a la estatua del Sagrado Corazón.

Jardines de Kylemore Abbey
Jardines de Kylemore Abbey

El interior de la abadía está totalmente decorado y todavía mantiene elementos arquitectónicos de la época de la familia Henry. Aunque hay que admitir que el edificio principal es impresionante, para mí lo más bonito son los bosques y jardines que rodean el monasterio. En el jardín amurallado victoriano encontrareis miles de flores, invernaderos y un huerto enorme con decenas de árboles frutales, plantas de hortalizas, repollos… ¡Ah, se me olvidaba! Por si os parece poco, detrás del jardín, encontraréis una chopera.

Este fue para nosotros el segundo mejor de los castillos que ver en Irlanda del Norte. Casi tan bonito como los castillos medievales de España.

Castle Ward, el más famoso de los castillos de Irlanda del Norte

  • Horario: prácticamente cada mes hay un horario de apertura distinto, os aconsejo comprobarlo en su web.
  • Precio: Adulto 8,60£, niños 4,30£.
Castle Ward, donde se rodó Juego de Tronos. Castillos que ver en Irlanda del Norte
Castle Ward, donde se rodó Juego de Tronos

Uno de los castillos de Irlanda del Norte más interesantes para los amantes de las series es el de Castle Ward. Si pertenecéis a este colectivo os reto a ojear la foto anterior antes de seguir leyendo. ¿Os suenan de algo? ¡Ahí va la respuesta! Este castillo es uno de los lugares donde se rodó Juego de Tronos.

Nos encontramos nada más y nada menos ante Invernalia. Existen recorridos guiados especializados en la serie para los que quieran conocer con exactitud las escenas grabadas en este lugar.

Castle Ward. Castillos que ver en Irlanda del Norte
Castle Ward

¿Por qué visitar Castle Ward?

Aún si no eres fan de la saga, Castle Ward es uno de los castillos de Irlanda más completos. Originalmente fue una granja y tiene hasta 34kms de caminos preciosos para montar en bici, caballo o simplemente pasear. Os aconsejo especialmente recorrer el sendero que transcurre junto al Lago Stranghford. También podréis hacer una visita guiada por la mansión gótica del siglo XIX. Antes de iros, no olvidéis tomar un té y un trozo de tarta en el patio de la cafetería.

Cafetería de Castle Ward
Cafetería de Castle Ward

Melahide Castle, el más elegante de los castillos de Irlanda del Norte que ver

  • Horario: 09:30 – 17:30. La última visita guiada al interior es a las 17:00.
  • Precio: Adultos 12€, mayores de 65 año y estudiantes 8€, niños 6€.

El último de los castillos de Irlanda del Norte es el Castillo de Melahide. Si bien ya habíamos planeado visitar los dos castillos anteriores de antemano, a Melahide nos lo encontramos por el camino. La historia de este castillo se remonta a comienzos del siglo XII y se encuentra a media hora en coche de Dublín.

El castillo perteneció a la familia Talbot durante casi 800 años. Vamos que pasó de padres a hijos, a nietos, a bisnitos, tataranietos, tatatatatatataranietos…. y así infinitamente. Después de tantos años, la última persona de la familia no pudo hacer frente a todos los gastos que suponía el castillo y tuvo que venderlo al Estado Irlandés. La visita guiada a las estancias es de las más interesantes pues el castillo conserva gran parte del mobiliario.

Aposentos de Melahide Castle. Castillos que ver en Irlanda del Norte
Aposentos de Melahide Castle

Una de las joyas del interior es una silla que se encuentra en uno de los salones principales. ¿Que puede tener de especial una silla os preguntaréis? Pues bien, el Rey George V quería tener una coronación multitudinaria así que invitó a las familias más influyentes del país y en la invitación añadió que habría un regalo para todos los que acudieran a la coronación en Westminster. Al finalizar la celebración, el Rey cumplió su palabra y anunció cuál era el misterioso regalo: los invitados podían llevarse la silla en la que se habían sentado durante la coronación.

Silla usada durante la coronación de George V
Silla usada durante la coronación de George V

Tras visitar los aposentos, podéis disfrutar del invernadero o pasear por los jardines del castillo buscando conejos y ardillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.